Ensayos clínicos


El año 1997 marca también la primera prueba real en lo que se refiere a tratamiento de fármacos para la EH, a través de la iniciativa CARE-HD (Preocuparse por la EH). La primera prueba de EH fue instituida por el Instituto Nacional de Salud Norteamericano (NIH); se trata de un multicentro de estudio en el que participan grupos de los Estados Unidos y de Canadá. El objetivo es contar con cerca de 330 pacientes para estudiar los efectos de dos componentes, la remacemida y la co-enzima Q, durante un periodo de tres años.

La remacemida y la co-enzima Q no van a erradicar la EH pero pueden ayudar a protegerse de las células dañadas, evitando que vayan a más. Si podemos controlar las células dañadas seremos capaces de detener durante semanas, meses o incluso años que la enfermedad de Huntington avance. No sabremos las respuestas hasta dentro de tres años, pero al menos resulta gratificante observar que este tipo de experimentos se están llevando a cabo.

Aunque aún no hay planes inmediatos, se está hablando de otras pruebas farmacológicas, por ejemplo, para individuos portadores del gen pero que no han desarrollado síntomas de EH.