En perspectiva


¿Qué nos espera en los años venideros? . Me siento más optimista de lo que he sido durante mucho tiempo, no tanto por algunas de las cosas que han sucedido este año, pero sí por la investigación que se está realizando, por lo que os aliento a que estéis entusiasmados al respecto.

Pensad en 1997 como el año en el que ha comenzado la investigación de EH y dirigid vuestra mirada diez años más allá. Creo que vamos a llegar más lejos de lo que estamos ahora. Se va a realizar mucho más trabajo científico, observando primero a los ratones y después aplicando los resultados en seres humanos. Se trabajará en el desarrollo biológico, genético, anatómico, fisiológico y químico del cerebro del ratón con EH.

Creo que se experimentará con nuevos tratamientos, quizá incluso vacunas. Cuando se padecen enfermedades como las paperas, por ejemplo, nos vacunamos y el cuerpo aprende a reconocer y resistir el virus. Quizá seremos capaces de desarrollar una vacuna que mantenga la huntingtonina fuera del núcleo de las células cerebrales, o evitar que se agrupen.

En el futuro, podremos tratar algunos de los síntomas quirúrgicamente. Los cirujanos se están iniciando actualmente en las enfermedades neurodegenerativas; para ellos se trata de una nueva área por explorar, que les motiva. Nosotros, como neurólogos estamos deseando encontrar un tratamiento más permanente para aliviar los síntomas de la EH que no requiera tener que tomar píldoras tres veces al día.

En pocas palabras, la investigación de la EH avanza muy rápidamente y creo que podemos mostrarnos verdaderamente optimistas de cara al futuro.

Reeditado por "Horizon"
Boletín informativo de la Asociación de Huntington de Canadá
Invierno de 1997
(Traducido por Mª José San Román, septiembre de 1998)